diminuta belleza

Ésta mañana mientras mi perro se deleitaba olisqueando un arbusto ha revoloteado a nuestro alrededor un bichito minúsculo. “Otra palomita de verano” he pensado, pero al posarse sobre una hoja del arbusto he descubierto que era una pequeña mariposa, diminuta, de tan solo 1 cm. de altura. ¡Preciosa!

Me ha dejado disfrutar de ella durante largo rato mientras reflexionaba sobre la belleza de las cosas…

Nos pasamos la vida intentado destacar y “dejar nuestra huella” cuando en realidad no es necesario. No hay que tener gran relevancia para ser bello, hasta lo más minúsculo puede albergar belleza, tan solo hay que saber dónde mirar y tomarse el tiempo necesario para apreciarlo.

Cualquiera, por insignificante que sea, puede ser bell@.

^_^


Altea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.